¿Quién puede ser Masón?

El ingreso en Masonería se fundamenta en una decisión libre, individual y responsable. El solicitante es el único que puede tomar la decisión de llamar a las puertas de la Masonería. La Masonería no hace proselitismo, es decir, nunca pedirá a nadie que se incorpore a la Orden, ni ningún masón le pedirá que solicite su ingreso. Es el candidato quien, de forma libre y responsable, debe solicitar su admisión.
Quizás conozca a alguien que es masón y converse con usted acerca de masonería, pero de ninguna manera le pedirá que ingrese. Un hombre debe solicitar su ingreso por su propia voluntad, y no por haber sido inducido o invitado.
Lamentablemente, a menudo se encuentran hombres que esperaron en vano ser invitados por desconocer que a un masón no le está permitido pedirle su ingreso.

Requisitos para ser Masón

Toda persona que esté interesada en pertenecer a la Francmasonería ha de reunir los siguientes tres requisitos:


• Ser una persona LIBRE, puesto que la solicitud de iniciación a la Masonería ha de ser consecuencia de la innata libertad individual, lejos de toda presión, influencia, dependencia, o circunstancia que la coarte.


• Ser una persona DE BUENAS COSTUMBRES, es decir, digna de confianza, honrada en vida privada, en su forma de trabajar, y de buena reputación.

• CREER EN UN PRINCIPIO SUPERIOR o Causa Primera de todo lo creado, al que se denomina comúnmente como Dios, y que los masones, respetando siempre la libertad del individuo ante cualquier creencia particular, nombran como Gran Arquitecto del Universo.